Me quiero

Así a primera vista parece un título un poco pretencioso, pero si no se lleva a un grado muy elevado es bueno para nosotros.

Este es el comienzo, todo empieza aquí, el amor a uno mismo. El quererse aporta decisión ante lo nuevo, da felicidad, optimismo ante la vida, seguridad, hace que no nos rindamos ante nada, que nos atrevamos a dar el paso para cumplir nuestras metas sin miedos. Si de alguien no nos podemos separar es de nosotros mismos, es bueno analizarse, ver lo positivo que tenemos y explotarlo al máximo. Si es cierto que todo esto puede derivar en un amor a uno mismo muy elevado, algo que tampoco es bueno porque hace que no veamos nuestros defectos, todo siempre en su justa medida.

Quererse a sí mismo requiere aceptar que también tenemos defectos, no hablo simplemente de lo físico, hablo de aspectos de nuestra personalidad que debemos analizar para mejorar o ver si realmente nos impiden alcanzar ese amor.

Todos deberíamos conseguir decir: Sí, me quiero a mí mismo con mis defectos y mis virtudes que me hacen ser único, especial y ese conjunto de cualidades me hará conseguir todos mis objetivos y ser feliz.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s