Comunicación en la pareja

Ya he ido señalando en otras entradas la importancia que tiene la comunicación en la pareja, desde un principio debemos conocer si las dos personas persiguen caminos y objetivos comunes, si bien es cierto que cada uno tendrá su manera de hacer las cosas, ambos deben confluir en un punto o meta.

¿Qué preguntas nos debemos hacer?

Para responder a estas cuestiones no hay que esperar a que pase mucho tiempo puesto que una de ellas es ¿qué buscas en una pareja? o ¿qué clase de relación buscas?. Muchas veces la perspectiva en una relación es muy diferente y hay que dejar este punto muy claro.

Más adelante, cuando se asienta y se formaliza la relación hay que plantear cuestiones de futuro ¿quieres tener hijos? ¿dónde te gustaría vivir?. En estas respuestas no vale un “ya se verá más adelante” puesto que, en un principio el ir por el mismo camino en busca de un hogar es importante para que ambos os sintáis a gusto con el proyecto que vais a emprender. Lo mismo pasa si uno quiere tener hijos y otro no, normalmente se va poniendo excusas para no responder a esta pregunta lo que resulta un grave error, el tiempo pasa, vivimos felices en pareja y uno de los dos se encuentra con un NO por respuesta que no había escuchado anteriormente, esto puede acarrear graves crisis de pareja que solo se solucionan llegando a un acuerdo y conversando muchísimo.

Un poco ligado al tema anterior entraría la cuestión de la educación de los hijos en cuanto a colegios, religión, si cambiamos de lugar de residencia o no, ponernos de acuerdo en la forma de dar recompensas o castigos, etc. Todos estos términos deben estar bien claros puesto que de ellos depende el futuro de nuestros hijos.

Otras preguntas se derivan tras dar el paso de la convivencia, aquí habría un sin fin de cuestiones por resolver: independencia en la pareja, salidas nocturnas o de ocio, horarios, tareas, comidas familiares, visitas de amigos, etc. Parece una tontería o algo que se va viendo en el día a día, pero si empezamos a realizar alguna actividad de forma rutinaria por nuestra cuenta y de forma individual o arrastrando a nuestra pareja sin llegar a un consenso habrá riñas o malos entendimientos.

En definitiva la comunicación es la base de todo, es la base de la pareja, la base de un hogar feliz y la base desde la que algún día crecerá una nueva familia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s